El mayor error que podrías cometer en la construcción de tu casa

Opt In Image
¿Quieres mayor seguridad y ahorro en tu proyecto?
Suscríbete y consigue acceso inmediato a mi libro: Cómo ahorrar en el diseño y construcción de tu casa.

*Tus datos están seguros con nosotros, no los compartiremos.

¡Hola! Hoy vengo a hablarte de uno de esos temas tabú, peliagudos cuanto menos, que no todos los profesionales de la construcción estarán dispuestos a admitir. Puede incluso que recibas consejos en la dirección opuesta.

Yo te voy a dar mi opinión y luego juzga por tu cuenta, ¿de acuerdo?

Plobo-vestido-de-ovejaues bien, el error número uno y, sin duda, el que más dinero a corto y largo plazo te puede costar a la hora de construir la casa de tus sueños es, lo que yo llamo, mezclar al lobo con las ovejas.

Y me explico.

Aunque, para ello, tienes que tener muy claro antes las tareas del director de obra, del constructor y del director de ejecución. Si no lo has hecho ya, te recomiendo que te leas este post, que habla sobre arquitectos y aparejadores.

En cualquier caso, te voy a hacer un mini resumen:

 

Director de obra: Se encarga de que, en general, todo se construya conforme al proyecto y, además, certificará que todo se ha hecho correctamente para que pagues al constructor por el trabajo realizado. Habitualmente será el arquitecto.

Director de ejecución: Se encarga, pormenorizadamente, de que la obra se ejecute correctamente en términos de calidad, cantidad y en concordancia con el proyecto. Habitualmente será un aparejador.

Constructor: Será quien construya la obra y quien dirigirá a los trabajadores, que habitualmente serán parte de su propia plantilla. Será, por cierto, el mayor beneficiario de la construcción de tu casa, pues suelen jugar con márgenes de un 10-30 %. ¡Bien merecidos eh! que organizar una obra no es ningún juego y conlleva sus riesgos. Pero hay que decirlo claramente, el constructor es el que más se lucra en este gremio.

 

Conocidas estas tres figuras, y junto a la introducción, no te será difícil entender por donde se le escapa el dinero a muchísimos promotores inexpertos.

Se les escapa cuando dos, o, la locura más extrema, todas estas figuras forman parte del mismo equipo o empresa. Sería algo así como un todos contra ti.

 

Lo verás claro con dos ejemplos, cada cual más extremo:

 

 

El 2 Vs 2

Imagina que tu aparejador es el dueño de la empresa constructora que va a construir tu vivienda. Ahora imagina que han cometido un error, uno que se puede omitir y del que no te vas a enterar en un tiempecito. O peor, han instalado a drede un material de menor calidad a la estipulada pero es algo interior a la vivienda que no podrás ver.

Ahora, imagina a ese señor, aparejador y dueño de una empresa constructora (que, al fin y al cabo, ha venido a tu obra a ganar dinero) en la disyuntiva de:

 

1.- Asumir su error y re-hacer un trabajo mal ejecutado, duplicando o triplicando sus costes.

2.- Callarse como una “pilingui” hasta que alguien se de cuenta un tiempo más tarde y, de momento, a cobrar, que la pela es pela.

balance

Pues mira, si tú o la tercera figura, el director de obra, no estabais por allí en el momento en el que se cometió el error para daros cuenta y te aseguro que sería lo más normal porque las direcciones de obra se suelen atender 1 o 2 veces por semana….

 

¿Quién sabe qué camino escogería el constructor?

 

Yo te lo digo, tienes que tener mucha suerte para que escoja la segunda opción.

 

Ahora el último ejemplo:

 

 

El 3 Vs 1

Imagina el mismo caso pero en el que, además, el director de obra es el cuñado del aparejador y trabajan juntos. Ahí ya si que podrías estar jodido, campeón. Realmente estás en sus manos y te la pueden colar por donde menos te lo esperes y, a no ser que seas Antonio Gaudí o el Señor Florentino Pérez, maestros de la construcción, no te vas a enterar ni en tus mejores sueños. Además, si, Dios no lo quiera, son mala gente, de aquí a unos meses no te van a quedar ni pelusa en los bolsillos. Pero bueno, eso tampoco es lo habitual, así que… ¡tranquilidad! que hay muchos profesionales honestos en la calle.

scale

 

Pero a lo que íbamos… esta última situación no parece muy equilibrada. Lo entiendes ahora, ¿no? 😉

 

Para terminar, voy a compartir contigo una última opinión y, finalmente, mi recomendación.


Arquitecto y aparejador (Director de obra y director de ejecución) serán tus mejores socios y aliados durante la construcción de tu proyecto, son personas que, si no se mezclan intereses de por medio, velarán por ti y harán mejor y más concentrados su trabajo.

Socio

 

¿Como consigues esto? te dejo mi recomendación:

 

 

El 1 Vs 1 Vs 1 Vs 1

Elimina tentaciones. Contrata por separado a cada uno de esos profesionales y, a ser posible, que ni siquiera se conozcan. Aunque esto te lleve más tiempo, será la única forma de que todos luchen fielmente por tus intereses y, sin duda, serán de las horas mejor invertidas en tu proyecto.

aliados

De ahora en adelante, declina amablemente la oferta cuando la constructora se preste a aportar un aparejador o un director de obra, trata de no mezclarlos si puedes evitarlo.

 

Con esto me despido, ¡te deseo una feliz construcción y te espero en comentarios!

 

Soy Arquitecto, empecé mi actividad profesional en Marbella (Málaga) y monté mi segundo estudio en Fuengirola. Actualmente ayudo a personas de toda Andalucía a diseñar y construir la casa de sus sueños, acompañándolas hasta el final en esta pequeña jungla que es el mundo de la construcción.
Te brindaré toda mi experiencia, no sólo en el diseño de viviendas, si no también en la búsqueda de empresas constructoras y el resto de profesionales que implicarán la mayor parte de tu presupuesto y te ayudaré a escoger a los mejores y al mejor precio, para que ahorres dinero a lo grande.

  • /

Pin It on Pinterest

Share This